viernes, 30 de octubre de 2015

Cosas que descubrí viajando por 3 meses.

Hace un par de semanas volví a Uruguay después de estar tres meses viajando. La cosa que más extraño de estar viajando, por lejos, es como se distorsiona el tiempo y de repente una semana es una vida. Al contrario de lo que sucede en la vida común y corriente, en donde una semana pasa en un abrir y cerrar de ojos.
Edchart tolle dice en alguno de sus libros que eso pasa porque uno está más presente en los viajes, está más en el ahora. Comparto su idea, pero que difícil es mantenerse en ese estado en la vida de todos los días. En fin...más allá de estas cuestiones filosóficas post-regreso que no se porque se me ha dado por plantear, me interesaba comentar un poco que cosas descubrí en estos tres meses.

Al viaje me fui por varios motivos, pero uno de ellos fue obviamente, para comer :P (y también para conocer, y para pintar, que es lo que hago en mi vida). Culinariamente el viaje fue tan interesante como se esperaba, y me llevó a varios descubrimientos, y hoy quería compartir algunos:


No todos los quesos veganos son iguales.
En Madrid me di el lujo de hacer testeos de quesos veganos, cosas que en Uruguay no se ven ni en foto. Resulta que no son tan baratos, pero igualmente valieron la pena. Algunos fueron mejores que otros. El que más recomiendo es uno que se llama “sheese”, es untable y me duró bastante, y fue el más “quesistico” si es que me puedo dar el lujo de usar esa palabra inventada. La combinación dátiles y queso vegano era increible. Es la foto de la derecha, no se ve muy lindo, pero nunca juzgen a un libro por su portada.


Podría comer salsa calçots por siempre.
En Cataluña descubrí la salsa calçots (que para algunos es igual que la “romescu”, mientras que otros dicen que no tiene nada que ver). Básicamente es una salsa de tomate con una base de almentras y/o avellanas. Sabe tan bien como suena. Y va bien con todo. Desayuno con calçots, almuerzo con calçots y cena con calçots. Calçots con calçots también.
En Cataluña confirmé que en España se comen muchos cerdos cuando me quedé a vivir 20 días a 200 metros de un matadero. La historia de esto va para largo y merece un post propio.


Nunca confien en una papa frita belga.
Básicamente llegué a la conclusión de que las papas fritas en Bélgica son satán para los vegetarianos/veganos. Pasaron a ser de las pocas cosas supuestamente veganas que podía comer en la calle, a mis enemigas. Los Belgas dicen haber inventado tal comida, pero resulta que tienen una manera de hacerla especial en la cual las fríen varias veces y una de ellas con grasa de cerdo (o “manteca de cerdo” como le dicen en España). Nos vimos obligados a hacer una dieta a base de chocolate y cervezas belgas. Fue mera cuestión de supervivencia.


En Francia todo es más rico..
...Y caro, mucho más caro. No se bien como, pero creo que absolutamente todo lo que probé ahi era más rico. Me imagino que tienen expertos en sabores controlando en la aduana que cosas entran y que no. "Ah no, esta zanahoria no está increible, traigan el siguiente cargamento, este no pasa la frontera".
Compré las cosas que parecían mas mediocres y resultaron deliciosas. Gracias tabulé de Carrefour por asegurarnos la existencia y ser tan ridículamente rico -y barato-. Gracias. Gracias cereales jordan por tener muchas nueces divididas equidistantemente en todo el paquete (¿que clase de magia es esa?), nunca te voy a olvidar. Gracias jugos inocent, por ser tan deliciosos. Amargo adiós. O revoir!

Tengo mucho para compartir y contar, pero imposible resumir 3 meses en 5 párrafos, así que se continuará después. Mientras tanto pueden seguirme en facebook, o en tumblr, o a mi instagram de pinturas que muestra un poco lo que he hecho en estos meses.

5 comentarios:

Ireth ^ ^ dijo...

Muy buenas, muy curiosos tus descubrimientos. Solo decirte que la salsa de calçots no está hecha con calçots (que son una variedad de cebolla tierna) si no que es para acompañarlos. Una pena que no hayas venido en temporada de calçots te hubiesen encantado con la salsita, aquí son todo un manjar.

Quedo a la espera de ver tus nuevas recetas veganas, un saludo!

Carmela dijo...

MM qué ricos los dátiles!! Nunca probé queso vegano, pero con dátiles debe quedar bien porque dátiles.
Me interesa la salsa calçots, no sabía de su existencia, y no se qué es la salsa romescu. Se podrá hacer casera?
Una pena lo del matadero tan cerca, che.. yo vivía cerca de un frigorífico, y era duro el momento de ver a las vacas y decidir no hacer nada (porque podrìa haber intentado... pero mi amor propio venció). Y bue... hablemos de las cosas lindas de tu viaje! :) espero leer más al respecto.

Noel dijo...

Ireth, claro, me lo habían explicado, me faltó aclararlo por ahí. Ya volveré en época de colçots! :D

Carmela, si, dátiles! ñam! Yo tampoco la conocía y es increible. Lleva unos morrones que no se encuentran en cualquier lado, pero creo que se debe poder hacer algo muuuy parecido igual. En cualquier momento me pongo a investigar. ;)

Lo del matadero fue jodido, sonidos y olores que no creo que alguna vez olvide :( Si, lo mejor que se puede hacer es compartir viviencia y conocimiento y esperar influir en alguien y que eso se contagie y baje la demanda. Lo de raptar un camión con vacas o cerdos lo pensé pero tampoco cuadró jaja

Seguro escribiré mas! abrazo :)

Canal Comer Y Vivir dijo...

Seguiremos pendientes a tus siguientes publicaciones sobre el viaje. Qué interesante!!!
Es verdad que aquí en España se comen demasiados cerdos :(
Un beso.
Elena.

Anónimo dijo...

me encanta tu blog y tu pagina, no soy vegana,pero trato de reducir mi consumo progresivamente, ahora estoy con el tema de la leche de coco que descubri es un delicia la uso en licuados y el coco restante para tortas galletitas o me hago mascarillas faciales! me encanta incorporar todo esto a mi dieta diaria! gracias por ponerle tanta dedicacion!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...